fac Pop-Up 2019

19.12.2019

La Fundación de Arte Contemporáneo celebró el cierre del año de su vigésimo aniversario con una muestra Pop Up con características no convencionales.

Fac Pop-Up es la iniciativa de contenidos de la Fundación de Arte Contemporáneo (fac), que incluye la utilización de espacios no convencionales en momentos específicos y de corta duración. En esta oportunidad el acontecimiento contó con un formato de speakeasy, término que tiene su origen en los bares "a puertas cerradas" durante la ley seca en Nueva York y que actualmente acuña a distintos bares en todo el mundo bajo una experiencia de participación lúdica que incluye acertijos o juegos para su acceso. 

De este modo, la clandestinidad y el misterio rodearon la propuesta desde un comienzo, generando situaciones de expectativa y otras que pretendían la interacción del público. La obra de Anaclara Talento, que circuló vía audios de whatsapp en forma previa, durante y posterior, es un claro ejemplo. 

El espacio era una casa en el barrio Buceo a punto de demolerse, otorgada por una integrante del colectivo, donde el público celebró el cierre del año en que el colectivo cumple su vigésimo aniversario, tomando la Semana de la Acción como punto de partida. El brindis a cargo de Quinta Santero, el catering de Pierina Lanzaro y la música de DJess complementaron la atmósfera que albergaba una exhibición de doce artistas, que desarrollaron variados soportes para su presentación.

La curaduría, llevada a cabo por Cecilia Menéndez y titulada "Vínculos", trata sobre las distintas perspectivas y cuestionamientos que abordan los artistas "desdibujando las fronteras y la norma, poniendo en evidencia la complejidad de este momento histórico en el que la búsqueda de otras formas de ver, de estar y sentir ha cambiado el paradigma moderno".

Así, Fernando Barrios propone en su video "De rouge" una introspección a modo de recreación a partir de una fotografía de su infancia, resignificando el vínculo con su ser actual. La memoria del niño que fue y sus múltiples transformaciones a lo largo del tiempo. Una nueva mirada desde el ser adulto actual, atravesado por la historia.

A través del collage, en su obra "Frankesteinianas" Laura Falcon plasma un quiebre vincular con varios paradigmas modernos: la individualidad del ser, la esencia, el género, la santificación del cuerpo humano y de la naturaleza. Somos una construcción aleatoria y en transformación. Seres cyborg y sin género.

Colores, circulos y capas superpuestas: Myriam Zini en su obra "#5" de la serie Impactos propone una mirada sobre el ser contemporáneo y sus contrastes. Vínculos que se entrelazan y mezclan, se atomizan y disipan. Lo individual y lo colectivo, formando parte de un todo alienado, ilimitado y caótico. La pintura como una pinturoinstalación toma la casa para desautorizar el soporte.

"Entramados" de Luisho Díaz propone una mirada sobre las distintas representaciones voluntarias y disidentes de las personas retratadas. Un cuestionamiento al vínculo con el género asignado y lo binario, poniendo en evidencia la fluidez del ser y planteando la autopercepción y las prácticas disidentes también como un hecho político porque somos una y todas las formas que elijamos para ser y estar.

A partir de un poema de Cristina Peri Rossi, María Mascaró relata una situación aparentemente cotidiana, pequeña e íntima pero que sin embargo plantea el entramado y complejidad de los vínculos personales, del amor y la pasión. El relato y el símbolo de lo femenino, también como una construcción.

También a partir de un relato intimista, Ana Strauss en su obra KillKiss monta un espacio cotidiano y doméstico. El vínculo personal atravesado por el contexto, por el patriarcado y la norma en un pequeño atisbo a lo cotidiano. La construcción y las múltiples formas de relacionamiento posible, incluso en el diálogo que se genera con el espectador, testigo y cómplice de esa intimidad aparentemente apacible.

"No es cuestión de estar en contra de la institución. Nosotros somos la institución" Esta frase de Andrea Fraser resume de alguna manera, la propuesta de Sofía Martínez Frenkel en su video instalación, resignificando los espacio de la casa deshabitada, erotizándolos, vinculándose con ellos de una forma completamente diferente a la establecida, como una forma de resistencia contra lo que la casa representa, la institución, la familia constituida. De alguna manera, se re-institucionaliza el espacio y se plantea qué clase de institución somos o queremos ser.

En esta línea, Fabricio Guaragna resignifica e invade un espacio de la casa tradicionalmente asignado a lo doméstico, a lo tradicional e íntimo, generando una acción que nos invita a ser parte, planteando una metáfora sobre la higiene y la profilaxis vinculándonos con el erotismo y el postporno de la sexualidad Drag Queen.

Por su parte, Martín Cerchiari en su instalación "Dispositivo estúpido de votación" toma y desestructura otro sector de la casa que nos vincula con el lugar cada vez más efímero que ocupan las imágenes en el mundo actual, su significado y su simbología. Nos invita a interactuar con ellas, jugando, destruyéndolas, en un espacio donde una vez más, lo colectivo nos atraviesa.

Lo colectivo también atraviesa la obra de Luciana Damiani "Aura" y nos interpela desde un pasado reciente. Su historia personal signa la obra y vincula al espectador con una historia cercana y colectiva. Una época y un tiempo pasado cuyas consecuencias marcan el estado actual de las cosas. Nos propone una forma de vincularnos con el presente, con una historia que aún no está cerrada. Es una postura, una forma de ser y estar. Y también una forma de resistencia en este tiempo histórico.

A través de la obra de Anaclara Talento, "Cartas a Sebastián", una vez más la memoria personal y colectiva se entrelazan. La memoria como construcción que nos permite re - crear y re-construir vivencias, trascenderlas. Un ejercicio que nos permite vincularnos con la muerte y el olvido y de alguna manera re - descubrirnos y re - interpretarnos a nosotros mismos.

Por último, la obra de Fernando Foglino "Cerdos Inmobiliarios", a través de una instalación que cuestiona el espacio de exposición y el lugar asignado al arte - también desde los materiales utilizados para su elaboración - pone en cuestión nuestro vínculo con los valores patrimoniales propios de la sociedad moderna, evidenciando el problema estructural de la vivienda y cómo nos atraviesa.

Volviendo al inicio, nuestros vínculos están atravesados por un nuevo tiempo histórico complejo que nos interpela y nos plantea la posibilidad de establecer una forma nueva y diferente de ser y estar. Lo colectivo y lo personal se entrelazan, porque lo personal es político.

Fotos: Rai Torterola y Martín Cerchiari